LACTANCIA MATERNA

Dr. Luis Lombardi

Beneficios con el recién nacido:

La lecha materna contiene nutrientes específicos para la edad del recién nacido. El calostro (secreción que surge inmediatamente después del nacimiento) contiene un alto nivel de protección inmunológica. Posteriormente disminuyen las concentraciones de proteínas y minerales y aumenta el agua, grasa y lactosa. La leche materna continuamente cambia su concentración de nutrientes conforme la edad del bebe. La lecha materna también contiene factores que simulan señales biológicas lo cual permite fomentar el crecimiento y diferenciación de algunas estructuras celulares.

Contiene muchas propiedades antibacterianas que protegen contra la infección.

A la fecha existe suficiente evidencia científica que la leche materna disminuye en los niños la incidencia o severidad de:

· Diarrea

· Infección del tracto respiratorio inferior

· Otitis Media

· Meningitis Bacteriana

· Infección del tracto urinario

Hay un posible efecto protector para:

  • Diabetes Mellitus.
  • Enfermedades alérgicas
  • Enfermedades crónicas del tubo digestivo.

Sin duda, la lactancia materna se ha correlacionado con un mejor desempeño del desarrollo cognitivo del niño.

Consejos que facilitan la iniciación temprana y el éxito a largo plazo de la lactancia materna.

La primera estrategia debe comenzar en la etapa prenatal, en donde usted debe recibir toda la información que concierne a la iniciación, los beneficios, y manejo de complicaciones de la lactancia materna.

Se recomienda que inmediatamente después del nacimiento el recién nacido sea colocado en el pecho de la madre. En ese momento el personal de apoyo del hospital puede ayudar a secar al bebe para evitar pérdida de calor, pero el contacto continuo piel a piel de madre y bebe es importantísimo para garantizar la iniciación en la lactancia. Los estudios han demostrado que ese contacto inicial mejora el enlace madre-bebe. Los bebes que tienen ese contacto piel a piel inicial han demostrado mejores resultados en la lactancia que aquellos que no han tenido ese contacto.

Es conveniente permitir que la madre amamante en cualquier posición que le sea de comodidad para ella y para su bebe. Aquí algunas posiciones recomendadas:

Posición de cuna:

Muy usada por muchas madres dada su comodidad. Sostenga a su bebé con la cabeza del mismo sobre su antebrazo y todo el cuerpo del bebé de frente al suyo.

Posición de cuna cruzada:

Esta posición es buena para bebés prematuros o aquellos que tengan dificultades para prenderse. Sostenga a su bebé a lo largo del brazo opuesto al seno que esté usando. Sostenga la cabeza del bebé con la palma de su mano en la base del cuello del bebé.


Posición de agarre:


Esta posición es buena para madres que tengan senos grandes o pezones invertidos. Sostenga al bebé al lado suyo, acostado sobre la espalda, con la cabeza del bebé al nivel de su pezón. Sostenga la cabeza del bebé con la palma de su mano en la base de la misma

Posición acostada de lado
Esta posición le permite dormir a la madre mientras el bebé lacta. Es buena para las madres que hayan tenido un parto por cesárea. Acuéstese de lado con el bebé de frente a usted. Acerque al bebé y guíe la boca del mismo hacia su pezón .

Es importante que no coloque sus dedos muy cerca del pezón ya que esto puede distorsionar el contorno natural y normal del pezón, creando con ello confusión al bebe. Acerque el bebe a su pecho y facilite el contacto del pezón con los labios del bebe. Este contacto debe iniciar el reflejo de succión en el bebé. En éste momento asegúrese de que el bebe tenga un firme contacto con el pezón. Si ésta fijación es la adecuada entonces el pezón completo y casi toda la areola debe estar cubiertas por la boca del bebé. Generalmente los bebés están alertas durante la primera hora de vida y si se ha logrado ese enlace adecuado con el pezón entonces el bebé deberá hacer movimientos de succión por al menos 10 minutos.

Efectos de la cesárea sobre la lactancia.

La lactancia temprana puede afectarse negativamente por la cesárea, precisamente por la falta de ese continuo contacto inicial. Sin embargo se ha comprobado que si el bebé es colocado con la madre para iniciar lactancia en el término de 2 horas después de nacido, no habrá ninguna repercusión en el éxito de la lactancia a largo plazo. La posición acostada de lado posiblemente sea la más apropiada debido al dolor post operatorio y también pueden usarse almohadas que faciliten la acomodación de ambos.

Beneficios de la lactancia en la madre:

En el post parto inmediato se libera la oxitocina, una hormona que promueve la secreción de leche materna a la vez que promueve la estimulación de contracciones uterinas lo cual permite el pronto retorno del utero a su tamaño normal y previene mayores pérdidas de sangre. Se ha comprobado que las hormonas de la lactancia (oxitocina y prolactina) tienen un efecto de relajación en la madre.

La lactancia materna esté asociada con menor riesgo de desarrollar cáncer de ovario y cáncer de mama. La lactancia materna también retrasa la ovulación contribuyendo así con el espaciamiento de embarazos. La lactancia materna se ha asociado con menor incidencia de osteoporosis y fracturas de cadera en la edad de menopausia. La incidencia de obesidad en el post parto también está reducida en pacientes que ofrecen lactancia materna.

Beneficios de la sociedad:

Ya que el niño amamantado con lactancia materna sufre de menos enfermedades, entonces la madre que trabaja tiene menor ausentismo laboral relacionado con ésta causa y menos gastos económicos relacionados con enfermedad. La productividad laboral de la sociedad mejora al integrar a la madre a la fuerza laboral. También desde el punto de vista ecológico, la basura que proviene de las latas de las leches maternizadas merecen una consideración a éste respecto.

Aspectos prácticos.

Evite la separación de la madre y el recién nacido. Sólo de esa manera se permite que la madre y su recién nacido inicien ese ajuste para la lactancia rutinaria. Normalmente el recién nacido mostrará signos de hambre como por ejemplo que permanece más tiempo alerta o con mayor actividad moviendo la boca. El llanto en realidad es una manifestación tardía de hambre. Los recién nacidos deben amamantar de 8 a 12 veces en 24 horas hasta que se logre la saciedad. El tiempo en cada pecho varía, pero generalmente va de 10 a 15 minutos en cada pecho. La madre debe conocer algunos parámetros normales acerca de la ingesta como los yá mencionados y también de la excreta que permitan identificar problemas con la lactancia. Se sabe que durante la primera semana de vida un recién nacido orina unas 6 veces al dia y tiene alrededor de 3 a 4 evacuaciones fecales en 24 horas. Asimismo es muy importante que la madre reconozca los patrones de incremento de peso y también de la reducción de peso que suele observarse después del nacimiento. Antes de que se observe un incremento de peso en el recién nacido es común que se pierda un 5 a 7% del peso al nacer en la primera semana. Cuando la pérdida de peso es mayor del 5 a 7% o bien ésta reducción de peso se observa en los primeros tres días de vida entonces, la madre deberá verificar con su médico las posibles causas, incluída la técnica de lactancia.

Dr. Luis Lombardi

dr.lombardi@ginecologosdeguatemala.com
1 2 3 4 5
imprimir   
Imprimir este arículo
mandelo por correo electrónico a
Enviar a un amigo

Copyright © Clínica de Especialidades Ginecológicas