BUENA SALUD ANTES DEL EMBARAZO

Dr. Luis Lombardi

El embarazo será un evento muy importante en tu vida. Si lo planificas adecuadamente, podrás hacer decisiones que beneficiarán tu salud y la de tu bebé. La buena salud antes del embarazo, puede reducir los riesgos de que tú y tu bebé se expongan a circunstancias que puedan ser perjudiciales. La buena salud antes del embarazo (cuidado pre-concepcional), ayuda a que tu embarazo curse sin complicaciones.

La visita pre-concepcional:

Si tu planeas un embarazo pronto, debes visitar a tu médico. En ésta visita tu médico tratará de identificar los riesgos que tu y tus hijos puedan tener. Tu médico te preguntará acerca de tu historia médica, medicamentos que hayas usado, dietas, estilos de vida y tu historia familiar. Tus respuestas claras y honestas ayudarán a proveerte los cuidados para que tengas un embarazo sin riesgos.

Condiciones especiales.

Algunas mujeres pueden tener algunos problemas médicos, como diabetes o presión alta, que pueden incrementar los riesgos para ellas o para sus bebes. Si tú sufres de alguno de éstos problemas, deberás discutir con tu médico los tratamientos actuales antes de quedar encinta, pues muchos de ellos deben cambiar, al estar embarazada. Trata de controlar cualquier problema médico que tengas antes de quedar embarazada. Esto te ayudará a ti y a la salud de tu bebé. Por ejemplo, las mujeres con diabetes tienen 2 o 3 veces más posibilidades de tener un bebe con anomalías congénitas. Sin embargo, las posibilidades de tener un bebé sin problemas aumenta si tienen un control adecuado de su problema, si comen bien y si hacen ejercicio regular, antes y durante el embarazo.

En las visitas médicas debes informarle a tu médico sobre todos los medicamentos que utilizas, aun con aquellos que hayas comprado sin necesidad de receta. Algunos de ellos pueden dañar a los fetos. Ejemplos de éstos medicamentos: Para el acné (isotretinoína), medicamentos para la presión alta y para las convulsiones.

Infecciones:

Algunas infecciones pueden ser de mucho daño para la madre y para el feto. Muchas infecciones de transmisión sexual pueden afectar tu capacidad de quedar embarazada.

Embarazos pasados:

Algunos problemas de embarazos pasados pueden ocurrir nuevamente. Tu médico te preguntará sobre tus antecedentes en embarazos previos. Si tú has tenido más de una pérdida, puede ser que tu médico solicite algunos exámenes para determinar la causa.

Dieta y nutrición.

Tu médico revisará tus hábitos de dieta y puede ser que te sugiera algunos cambios en áreas como:

  • Peso
  • Uso de vitaminas y otros suplementos.
  • Hábitos dietéticos, como dietas vegetarianas o bien el ayuno.
  • Trastornos en la alimentación.

Si tú estás planeando un embarazo es muy conveniente que logres un peso adecuado para tu talla, antes de quedar embarazada. No debes pesar ni mucho ni muy poco. Tampoco intentes reducir peso en el embarazo.

Una dieta balanceada es básica para una buena salud, en cualquier época de tu vida. Una mujer promedio necesita alrededor de 2,200 calorías por día. Cuando tu estás encinta, necesitas alrededor de 300 calorías adicionales cada día además de la suplementación con vitaminas y minerales.

El Acido fólico ayuda a reducir el riesgo de los defectos del tubo neural. Por ésta razón la Organización Mundial de la Salud, recomienda que todas las mujeres en edad reproductiva y especialmente aquellas que van a quedar embarazadas, tomen un suplemento de ácido fólico. Se puede encontrar ácido fólico en fuentes naturales como vegetales (espinaca, lechuga, brócoli, esparrago), pan integral, cereales, frutas y jugos cítricos, carne de hígado, arvejas, etc.

Ejercicio.

Una buena salud depende de tu dieta pero también de un buen programa de ejercicios.

Si tu yá tienes un programa regular de ejercicios antes de quedar embarazada, con ello incrementas las posibilidades de tener un embarazo con menos molestias y con una actividad diaria más activa. Los deportes y el ejercicio que puedas hacer en el embarazo dependen de la actividad física que llevabas antes de iniciar el embarazo.

Bebidas alcohólicas, tabaco y drogas ilícitas.

El consumo de éstas drogas pueden dañarte a ti y a tu bebé. Muchos de éstos daños pueden durar toda la vida. Estas substancias pueden estar relacionadas con retraso mental y con defectos al nacer.

El tabaquismo puede ocasionar parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer y problemas con la placenta. Es mejor que tu pareja también abandone el tabaco. Si necesitas ayuda para abandonar el uso de éstas substancias confíaselo a tu médico, pues él podrá referirte para que recibas el tratamiento adecuado.

Situaciones Especiales.

Si necesitas tomarte una radiografía y estás embarazada o no estás segura de estarlo o bien si vas a donde el dentista y necesita tomar unas radiografías de tus dientes, hazle saber a las personas que te harán el estudio, pues existen dispositivos de protección en el caso de que sea necesario practicar éstos estudios.

La fertilidad de tu pareja también se puede afectar en circunstancias laborales especiales, ante la exposición a químicos que se usan en laboratorios fotográficos, solventes y metales pesados como plomo (industrias de pinturas) y algunos pesticidas que también pueden ocasionar daños en el esperma.

Finalmente ser padre es un compromiso con muchos desafíos, recompensas y decisiones. Haz algunos cambios ahora: Haz ejercicio, come bien, evita las cosas que te puedan hacer daño y visita a tu médico

Si necesitas ampliar información, contactanos.

Dr. Luis Lombardi

dr.lombardi@ginecologosdeguatemala.com
1 2 3 4 5
imprimir   
Imprimir este arículo
mandelo por correo electrónico a
Enviar a un amigo

Copyright © Clínica de Especialidades Ginecológicas